Consulta
ASC8213

Infantil

En la Escuela Infantil Early Years de Laude Fontenebro School nuestros alumnos comienzan su etapa educativa desde 1 año de edad.  En un espacio específico y pensado para ellos, nuestros Early Years reciben todo el cariño, atención y cuidado que necesitan. Disponemos de aulas desde un año en las que utilizando la metodología innovadora de nuestro proyecto educativo Taking Off (Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner), ayudamos a los niños a conocer su propia identidad y a poder valerse por sí mismos en el desarrollo de las funciones básicas diarias con el máximo cariño y atención.

La educación aquí se centrará en enseñarles a conocer su propio cuerpo, a controlar sus movimientos, sin olvidar los hábitos de higiene personal, tan importantes en la vida cotidiana.

Durante estos primeros años las características personales de cada alumno condicionan su educación, y por tanto el nivel de desarrollo y maduración será distinto en unos y en otros. También aprenderán a tomar contacto con la naturaleza, a identificar el mundo que les rodea, y a iniciarse poco a poco en el aprendizaje de las rutinas diarias en inglés.

Es en la etapa de educación infantil donde tenemos la posibilidad de desarrollar al máximo todas las potencialidades de aprendizaje, basándonos en una metodología activa, global e individual, adaptada a las necesidades e intereses de cada uno. Propiciamos un ambiente lúdico e innovador donde los modelos de aprendizaje de hoy sean las herramientas de su trabajo mañana.

En esta fase, educar en el bilingüismo es entender el inglés como segunda lengua de comunicación. Se aprende de una forma natural, adquiriendo la habilidad lingüística del mismo modo que en su entorno familiar, de forma que los niños escuchan y asimilan los conceptos a través de sus rutinas diarias y los integran como parte de su vocabulario. Tanto es así, que en este primer ciclo hemos hecho la apuesta más ambiciosa: nuestros alumnos de 1 y 2 años se comunican en inglés durante toda la jornada escolar, de la mano de una tutora de aula totalmente bilingüe, puesto que la plasticidad del cerebro de los niños a esta edad es la adecuada para aprender cualquier idioma, que en nuestro caso es 100% inglés.

El uso de las nuevas tecnologías es una herramienta de aprendizaje básica y los alumnos de Educación Infantil aprenden a usar el iPad, tablets y la pizarra digital a través de juegos didácticos, de una forma lúdica y atractiva.

Las clases de música abren un mundo mágico a los niños. Es una parte muy importante de su formación porque desarrolla las capacidades auditivas e intelectuales del alumno y se enriquece su mundo imaginativo y emocional en un ambiente relajado. Despertar el interés por la música da al niño más seguridad e independencia, promueve el respeto y solidaridad, entusiasmo, pensamiento positivo, comunicación y bienestar físico. En definitiva, la música está muy relacionada con su aprendizaje futuro a todos los niveles.

La psicomotricidad y natación son dos aspectos fundamentales que se deben empezar a desarrollar en la primera etapa de escolarización porque ayudan a complementar el desarrollo de la personalidad de los alumnos. El cuerpo y el movimiento son el vehículo para incidir en aspectos motrices (coordinación, equilibrio, lateralidad, etc.), aspectos cognitivos (sensaciones, percepciones, memoria, atención, etc.) y aspectos afectivos (confianza en sí mismos, reconocimiento del entorno y toma de conciencia de sus compañeros y las relaciones que se establecen entre ellos).

A través del Programa de Filosofía Lúdica, buscamos desarrollar un pensamiento lógico, ético y creativo, promoviendo habilidades básicas del pensamiento que les ayudan a pensar de forma más razonada, rápida y eficiente, a la vez que aprenden a resolver problemas de manera más hábil y útil para afrontar los retos del siglo XXI. Y todo esto en un ambiente lúdico de juego y diálogo, donde todas la opiniones son válidas, y utilizando la narrativa y el arte como recursos para pensar.