LA IMPORTANCIA DE TRABAJAR LA MOTRICIDAD FINA EN EDADES TEMPRANAS

¿Qué es la Motricidad Fina?

La motricidad fina tiene que ver principalmente con las extremidades superiores, especialmente las manos, y son la base de nuestra capacidad para utilizar objetos, herramientas y utensilios.

Esta habilidad, tan común en el ser humano, forma parte del desarrollo global, y es el culmen del buen funcionamiento de un conjunto de estructuras, destrezas y factores.

Su desarrollo es esencial para la interacción del niño con lo que le rodea y su madurez comienza desde el nacimiento y siempre en constante relación con el desarrollo motor grueso.

Cuando hablamos de motricidad fina o de destrezas manipulativas, nos estamos refiriendo a varias acciones:

  • Alcanzar: extensión o movimiento del brazo para agarrar un objeto.
  • Agarrar: coger un objeto con la mano.
  • Cargar/transportar: agarrar y llevar un objeto de un lugar a otro.
  • Soltar voluntario: dejar intencionadamente el objeto que se tenía en la mano, en un lugar y tiempo específico.
  • Uso bilateral de las manos: uso conjunto de las manos para realizar la actividad.
  • Manipulación de la mano: colocación en la mano de un objeto después de haberlo agarrado.
  • Destreza: capacidad para realizar pequeños movimientos con las manos de manera precisa y eficaz, con agudeza y sin mucho esfuerzo.

La finalidad de la motricidad fina

La motricidad fina tiene como fin la coordinación de los movimientos musculares pequeños. Es decir, el desarrollo de los músculos de manos, muñecas, pies, dedos, boca y lengua.

La coordinación con los ojos en relación con las habilidades motoras.

Esto facilita el desenvolvimiento de tareas cotidianas donde se utilizan de manera simultánea: ojos, manos, dedos, boca, lengua, pies, como vestirse, atarse los cordones, soplar, cepillarse los dientes, comer, rasgar, cortar, pintar, apilar objetos, colorear, escribir, entre otros.

Beneficios

El constante entrenamiento a través de juegos educativos que estimulen la destreza y coordinación visomotora darán como resultado un buen desarrollo de la motricidad fina.

Esta se verá reflejada en el dominio y la precisión de los movimientos finos y le otorgará la autonomía y seguridad en la realización de actividades cotidianas, logrando así, el desarrollo de su independencia y la realización de actividades cada vez más complejas.

La motricidad fina es importante porque es esencial para el desarrollo de los hábitos diarios como vestirse, abrochar botones, cerrar cremalleras, abrir el tubo de la pasta de dientes, … Sin estas habilidades el niño ve menguada su capacidad para hacer cosas, y desenvolverse adecuadamente en su entorno y esto afecta a su autoestima y aprendizaje escolar.

Si el niño tiene un buen desarrollo viso-motor ¿Qué pasa?

El niño que ha tenido un buen entrenamiento de la motricidad fina puede con mucha más facilidad vestirse solo y atarse los cordones.

Para hacerlo deberá haber adquirido el control del gesto fino y un movimiento preciso.

También, podrá comer de manera independiente al saber cómo usar la cuchara, el tenedor y llevárselos a la boca, así también como cepillarse correctamente los dientes, debido a la maduración de su coordinación ojo-mano.

Teniendo una buena destreza manual y coordinación visomotora, escribir ya será una tarea más fácil de lograr.

La motricidad fina ayuda significativamente al niño

El desarrollo de la motricidad fina entre los 3 y 6 años es de suma importancia para el desarrollo de sus habilidades y el logro de las tareas cotidianas, además de proporcionarle autonomía y seguridad en sí mismo.

Una de las maneras de trabajar y estimular la movilidad de la muñeca, manos y dedos, es mediante ejercicios de estimulación de los músculos de la muñeca y la mano, actividades de coordinación viso-motriz y desafíos de precisión.

Esto lo realizamos en rincones divertidos donde proponemos distintos juegos y actividades como:

Inventar estructuras y mecanismos con piezas de construcción LEGO y utilizar materiales como cartulinas, lápices, tijeras, pegamento, pintura, masas, con los cuales crearán sus propias obras de arte, sin descuidar el objetivo principal que es la estimulación de la motricidad fina.

Ejemplos de motricidad fina para que los niños y niñas desarrollen habilidades que les ayudarán a adquirir destrezas.

  • Separar caramelos por colores, etc.
  • Agarrar un pincel para pintar.
  • Mezclar lentejas con arroz y separar las lentejas con los dedos.
  • Colocar pinzas de ropa
  • Ensartar macarrones crudos en una lana
  • La escritura.
  • Recoger un pequeño elemento con el dedo índice y el pulgar
  • Ensartar cuentas
  • Recortar figuras.
  • Abrochar y desabrochar botones.
  • Subir y bajar cremalleras…

¿Qué dice María Montessori de la motricidad fina?

La motricidad fina es una habilidad manual fundamental para fortalecer las destrezas de los estudiantes especialmente en el grado Preescolar estableciendo las bases para el proceso de pre escritura. Siguiendo a Montessori (1995) el niño debe prepararse para la vida siendo autónomo, e independiente.

María del Pilar Gómez
Profesora de Early Years

          

 

 

 

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Utilizamos cookies necesarias para el funcionamiento de la tienda online, como las que gestionan el contenido del carrito del usuario.

woocommerce_items_in_cart, woocommerce_cart_hash, wordpress_test_cookie

Analítica

Utilizamos cookies de seguimiento de sesiones, de forma anónima, para poder mejorar nuestros servicios y contenidos de forma constante.

__hssc, __hssrc, __hstc, _hjid, _gat, _ga, _gid, _fbp
_gat, _ga, _gid
__hssc, __hssrc, __hstc, _hjid
_fbp

Publicidad

Cookies utilizadas por Google AdSense para experimentar con la distribución de publicidad entre los diferentes sitios web que utilizan sus servicios.

_gcl_au
_gcl_au